¡El tipo de cambio se desplomó un 30%! ¿El yen japonés se ha convertido en la peor moneda importante del mundo este año debido a la subida de tipos de la Fed? ¿Cuándo intervendrá el Banco de Japón? – ecltrade.com.pk

¡El tipo de cambio se desplomó un 30%! ¿El yen japonés se ha convertido en la peor moneda importante del mundo este año debido a la subida de tipos de la Fed? ¿Cuándo intervendrá el Banco de Japón?¡El tipo de cambio se desplomó un 30%! ¿El yen japonés se ha convertido en la peor moneda importante del mundo este año debido a la subida de tipos de la Fed? ¿Cuándo intervendrá el Banco de Japón?

La política de subida de tipos de la Fed está destruyendo el yen. ¡El tipo de cambio del yen se está depreciando rápidamente y la intervención humana es inminente!

Históricamente, el yen ha sido conocido como una moneda de refugio seguro, ¡pero ahora el rendimiento del yen está mucho más allá de la imaginación del mercado! El 20 de abril, el tipo de cambio del yen frente al dólar estadounidense cayó a unos 129 yenes por dólar, alcanzando un nuevo mínimo desde mayo de 2002. No solo frente al dólar estadounidense, el yen también ha estado débil frente a otras monedas no estadounidenses últimamente. Entre ellos, el renminbi onshore frente al yen también superó la marca de 20 en el mismo día. La fuerte depreciación del yen lo ha convertido en la moneda principal de peor desempeño del mundo este año después del rublo.

El 19 de abril, el índice del dólar estadounidense, que mide el billete verde frente a seis monedas, superó el 101 en un punto y subió a 101,02. Ha subido un 2,6 por ciento en lo que va del mes. En relación con la fortaleza del dólar estadounidense, si se mira a largo plazo, el yen se ha depreciado alrededor de un 30 % frente al dólar estadounidense desde principios de 2021.

El yen es la moneda principal de peor desempeño del mundo después del rublo

En los últimos días, la fuerte depreciación del yen se ha convertido en el foco de atención del mercado internacional. En particular, después del estallido del conflicto ruso-ucraniano, la tasa de depreciación del tipo de cambio del yen se aceleró significativamente. De 115 a principios de marzo, superó rápidamente los 129 en menos de dos meses, y se depreció en más de 14 yenes en más de que un mes. Vale la pena señalar que el yen se ha convertido en la moneda de peor desempeño en los países desarrollados este año, con una caída de alrededor del 10% frente a las principales monedas, lo que la convierte en la moneda principal de peor desempeño en el mundo después del rublo este año.

En este sentido, el primer ministro japonés, Fumio Kishida, consideró el 15 de abril que la política monetaria del Banco de Japón debería estar encaminada a mantener la tasa de inflación de Japón en un 2%, en lugar de manipular el tipo de cambio del yen. Fumio Kishida dijo que el reciente problema de inflación en Japón se debe al alza en los precios internacionales del petróleo y el precio de las materias primas, y no tiene nada que ver con la debilidad del yen.

Tan pronto como salieron estas palabras, el mercado se dio cuenta de que el gobierno japonés o el banco central no cambiarían la política monetaria para apoyar al yen. Por el contrario, es más probable que el gobierno o el banco central japonés aproveche la actual ola de inflación global para resolver el problema de deflación a largo plazo de Japón.

El 18 de abril, Haruhiko Kuroda, gobernador del Banco de Japón, que lleva más de 20 años luchando contra la deflación, dijo que la tendencia reciente del yen era “bastante violenta” y podría perjudicar los planes de negocios de las empresas. Fue la advertencia más fuerte hasta el momento de las desventajas de la devaluación de la moneda por parte del banco central.

Kuroda Haruhiko dijo al responder a las preguntas de los miembros del parlamento japonés en la mañana del 18 de abril que el yen se ha depreciado unos 10 yenes frente al dólar en aproximadamente un mes. Esta caída es bastante severa y puede dificultar que las empresas desarrollen una plan de negocios. La declaración de Kuroda Haruhiko muestra que la actitud del Banco de Japón hacia la devaluación del yen está cambiando gradualmente de “mayor preocupación” a “mayor preocupación”.

El 19 de abril, el ministro de Finanzas japonés, Shunichi Suzuki, dijo en el parlamento que la actual depreciación del yen está causando más daño a la economía que beneficios, lo que es la advertencia más clara de la reciente caída del yen frente al dólar.

“La estabilidad es importante y las fluctuaciones bruscas de la moneda no son deseables”, dijo Suzuki. “Un yen débil tiene sus ventajas, pero las desventajas son aún mayores dado el aumento actual en el petróleo crudo mundial y los costos de las materias primas. Un yen débil ha empujado hacia arriba las importaciones, el precio, perjudicando a los consumidores y las empresas que no pueden repercutir el costo.” Esta es también la señal más clara de que las autoridades japonesas están inquietas por la continua caída del yen. Pero Shunichi Suzuki se negó a comentar cómo debería responder el BOJ, incluso si la intervención en el mercado es una opción.

En estanflación, ¿qué tan lejos está el Banco de Japón de intervenir en el mercado de divisas?

Por el momento, el yen frente al dólar sigue avanzando hacia los 130. Muchos inversores están apostando a que el yen caerá aún más. Los últimos datos de la CFTC para la semana que terminó el 12 de abril mostraron que la posición corta neta en el yen fue la mayor en casi tres años y medio.

Los inversores extranjeros creen que la brecha de tipos de interés entre Japón y EE. UU. se ampliará y han vendido yenes para comprar dólares. Actualmente, los rendimientos a 10 años de EE. UU. se mantienen cerca de un máximo de 3 años de 2,884 %, mientras que el Banco de Japón ha estado interviniendo para mantener los rendimientos a 10 años japoneses en torno al 0 % y no más del 0,25 %.

Con la Reserva Federal acelerando las expectativas de aumento de las tasas de interés para frenar la inflación reciente de EE. UU., mientras que el Banco de Japón no ha cambiado su postura de continuar con su política de relajación monetaria masiva, las diferencias en la dirección de las políticas monetarias de Japón y EE. UU. se han vuelto más evidentes. En este caso, el mercado espera que la tendencia de depreciación del yen sea difícil de cambiar.

Bajo la devaluación de la moneda, las empresas japonesas se quejan. Más de las tres cuartas partes de las empresas japonesas dijeron que el yen se había debilitado hasta el punto de que era perjudicial para su negocio, y casi la mitad esperaban que las ganancias se vieran afectadas, según una encuesta de Reuters a unas 500 empresas japonesas grandes y medianas no financieras. empresas financieras a principios de abril.

¿Qué tan lejos está el Banco de Japón de intervenir en los mercados de divisas? ¿La caída del yen/dólar por debajo de 130 desencadenará una entrada de intervención? convertirse en el foco de atención del mercado. El ministro de Finanzas de Japón, Toshi Suzuki, quien partió hacia Estados Unidos esta semana, dijo que se “comunicaría estrechamente” con Estados Unidos sobre cuestiones monetarias y planea reunirse con la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, en Washington.

Si el gobierno interviene, cómo se llevará a cabo la operación específica también le preocupa al mercado. Los analistas dijeron que además de la intervención verbal, Japón tiene una variedad de opciones para evitar que el yen caiga demasiado, incluida la intervención directa en el mercado de divisas, vendiendo dólares y comprando yenes. Algunos inversionistas del mercado dijeron que la intervención solo sería una opción si Japón enfrenta una liquidación “triple” de yenes, acciones y bonos nacionales, similar a las fuertes salidas de capital experimentadas por algunas economías emergentes.

Para intervenir vendiendo dólares y comprando yenes, Japón debe utilizar los dólares en sus reservas de divisas. En la actualidad, las reservas de divisas de Japón son de 1,356 billones de dólares estadounidenses, el segundo país con mayor reserva de divisas después de China, que puede estar compuesto principalmente por dólares estadounidenses. Una intervención monetaria en el USD/JPY también requeriría el consentimiento informal de los países del G7, especialmente de EE. UU. Y EE. UU. se ha opuesto históricamente a la idea de una intervención cambiaria, excepto en casos de extrema volatilidad del mercado.

El Banco de Japón celebrará una reunión el 28 de abril, que también es interpretada por el mundo exterior como una oportunidad potencial para que Japón ajuste las tasas de interés e intervenga en el tipo de cambio.

El índice del dólar estadounidense rompió 101 por primera vez en dos años

El 19 de abril, el índice del dólar estadounidense, que mide el billete verde frente a seis monedas, superó el 101 en un punto y subió a 101,02. Ha subido un 2,6 por ciento en lo que va del mes.

En relación con la fortaleza del dólar, si se analiza durante un largo período de tiempo, el yen se ha depreciado alrededor de un 30 % frente al dólar desde principios de 2021, mientras que el euro también se ha depreciado un 13 % frente al dólar.

De hecho, no es sólo el yen el que ha caído en una situación de estanflación, sino que Europa también está en una situación de estanflación. El 14 de abril, el Banco Central Europeo anunció que mantendría sin cambios tres tipos de interés clave. Esto ha sido interpretado por el mundo exterior como una continuación de un proceso de normalización monetaria prudente y gradual debido a los temores de una recesión económica.

Debido a la situación pasiva de Europa en el conflicto entre Rusia y Ucrania, la tasa de inflación anual en Europa ha subido hasta el 7,5% en marzo. Los economistas han advertido que la economía europea decaerá y la inflación subirá. Decepción, que también empujó aún más al euro . Esto es similar al yen japonés. La deuda nacional japonesa es pesada. Las autoridades no se atreven a subir las tasas de interés para luchar contra la depreciación como los Estados Unidos. En cambio, quieren liberar agua para contener las tasas de interés, lo que es más probable que empeore la devaluación. .

Vale la pena señalar que durante la turbulencia financiera mundial de marzo de 2020, los bancos japoneses ocuparon la mayor liquidez en dólares en el extranjero proporcionada por la Reserva Federal, lo que demuestra la importancia de Japón en el sistema global del dólar, y Japón es el mayor comprador externo de Tesoros de EE.UU. Si el Banco de Japón y la Reserva Federal no coordinan sus posiciones, la depreciación del yen se acelerará aún más, lo que debilitará la demanda japonesa de bonos del Tesoro estadounidense y aumentará aún más el daño colateral a los mercados financieros estadounidenses.

Fuente del artículo: Broker China



Publicar un comentario

All comments are review by moderator. Please don't place any spam comment here.

Artículo Anterior Artículo Siguiente